Ileana Caschi

Adiós al teléfono de casa

Home »  Comunicación Institucional »  Adiós al teléfono de casa

Adiós al teléfono de casa

¿Qué pasó con los número fijos? ¿Hace cuánto que no marcas a casa de un amigo? ¿Hace cuánto que no recibes una llamada en el teléfono de tu casa? Las nuevas tecnologías, el internet, los teléfonos móviles y las redes sociales le dicen ¡Adiós al teléfono de casa!

Recuerdo aquellos años cuando le pedía permiso a mi mamá para utilizar el internet, pues este interfería con la línea telefónica y sería imposible realizar llamadas. Entonces, cuando la compañía de teléfonos y su módem ponían todos los foquitos en verde, ya comenzar la navegación. Lo primero que hacía: Abrir el msn messenger (Si no sabes qué es, te agradezco que no preguntas, o nos harás sentir muy viejos), y me fijaba quién estaba conectado.

Pero aunque tenía esta nueva modalidad de comunicación, aún era importante compartir el teléfono de tu casa por si alguien deseaba hablar contigo. Ya era muy común tener celular, pero las tarifas para hablar a los móviles no eran las más accesibles, y con eso de que cargar saldo estaba relativamente caro, los teléfonos fijos seguían siendo una mejor opción.

Luego llegan las tarifas más accesibles (gracias competencia ¡Gracias!) y el nacimiento de la nueva era: Los teléfonos móviles. Ahora no sólo podías hablar y mandar mensajes por un precio más accesible, ahora también tenías oportunidad de navegar en internet sin tener que prender la computadora. Así mismo, el ataque del internet inalámbrico complementó la nueva etapa de la comunicación humana. Ya no era necesario pedir permiso para usar la línea telefónica, ni esperar horas y horas para que alguien interesante se conectara al messenger. La facilidad de hablar con alguien ya la tienes en tu bolsillo. Pero como siempre pasa, y la misma ley de la evolución lo marca, siempre hay alguien que no se adapta. En este caso, le tocó perder al tío abuelo teléfono fijo.

Yo sé que sigue habiendo, y habrá, teléfonos fijos en cada casa o trabajo. Pero la función primordial no es recibir llamadas de amigos, sino dar un teléfono que no sea tan personal (por cuestiones de seguridad), y sobre todo, para registros o bases de datos. Hace poco recibí una llamada a mi casa (del banco, para recordarme que no todo es felicidad) y me sentí de vuelta en el 2005.

Me da curiosidad como nos desacostumbramos a ciertas formas de comunicación, como perdemos incluso habilidades para hacerlo. Lo que le sucede hoy al teléfono fijo, ya le había pasado al sistema postal, sustituido por el correo electrónico. Esto nada más me deja pensando…. ¿Qué va a sustituir a los celulares?

¿Qué piensas al respecto? Te invito a compartir y a comentar 🙂

Soy profesional de la comunicación, conferencista e investigadora. Escribo sobre comunicación, desarrollo personal y emprendimiento. Si deseas contactarme puedes hacerlo por aquí mismo. Un gusto tenerte por mi blog ¡Gracias por leer!