Ileana Caschi

5 cosas elementales para estar bien contigo mismo

Home »  Desarrollo Personal »  5 cosas elementales para estar bien contigo mismo

5 cosas elementales para estar bien contigo mismo

On November 3, 2015, Posted by , In Desarrollo Personal, With No Comments

Me he dado cuenta que nuestra relación con los demás depende de cómo nos sentimos. Y la verdad es que todo lo que hacemos, tanto lo que decimos como nuestros sentimientos, son producto de cómo estamos y cómo nos percibimos.

Sabemos perfectamente que una mala actitud, muy seguramente, traerá como consecuencia, malos resultados. Yo creo que todos hemos pasado por la situación donde nos arrepentimos de decir algo que se nos salió cuando estábamos enojados o muy tristes; o que simple y sencillamente, no encontramos nuestro lugar. Por eso es importantísimo que, para poder estar bien con los demás, debemos estar en paz con nosotros mismos.

Les comparto 5 cosas elementales que nos ayudarán a conseguir una estabilidad personal, que tendrá como fruto una mejor relación los demás.

1. ¿Cómo te hablas a ti mismo?

Tal vez se escuche muy cliché, pero es básico que entables una conversación al espejo, o al aire, pero que sólo sea para ti. Todas esas palabras que pronuncies, son el reflejo de cómo te ven las personas. No tiene nada de malo que te regañes, pero el objetivo es pasar a mejorar.

Dale voz a tus pensamientos, no te guardes cosas en tu cabeza que solamente te producirán malos sentimientos. Me ha pasado varias veces que alguien cercano a mi me dice “¿Estabas hablando sola?”, y no me da vergüenza afirmarlo, quien mejor para escucharme y confortarme, que yo misma

2. Ejercítate.

Y no me refiero que te metas al gym para subir 3024572934 selfies al Facebook, tampoco que corras el 21K Oxxo, sino que estés en constante movimiento. Creo que, si le dedicas aunque sea 30 minutos cada 3 días, estarás dándole a tu cuerpo un respiro.

Es importante que no dejes que alguien te diga qué estás haciendo bien o no, pues sólo tú sabes a qué paso ir. Todos tenemos un ejercicio que nos tranquiliza, y qué mejor que, a parte de todo, nos haga quemar calorías.

3. Pasa tiempo a solas.

Es normal que seamos seres sociales y necesitemos de otros para sentirnos bien; pero creo que todos tenemos una zona muy personal que merece ser apreciada. En lo personal, disfruto mucho cuando tengo tiempo para hacer cualquier cosa en donde solo me involucre yo. Por ejemplo, aprovecho para escuchar el playlist de canciones que a nadie más les gusta; o para tocar la guitarra.

No me refiero a que te vuelvas un ermitaño, pero sí que no dependas de estar con alguien para sentirte apreciado, estar contigo mismo también es bueno.

3. Date un “lujito”.

Sé que, en un mundo materialista, lo primero que nos dicen es “no midas tu felicidad en objetos”; y estoy totalmente de acuerdo. Pero creo que vale mucho la pena destacar la parte donde consigues algo que quieres como resultado de tu esfuerzo. Le veo mucho beneficio que, después de trabajar cierto tiempo, logres ahorrar y puedas aprovechar para comprarte un par de zapatos. También la idea de ahorrar para viajar o ir a un concierto, es bastante sana.

Aunque se escuche muy rudo, el dinero es para gastarse, y creo que con una buena administración, debes aprovechar la oportunidad de comprarte algo especial.

4.Aprende a decir “no”.

Tal ves un pecado capital de nosotros los seres humanos es tratar de quedar bien con todos. Pero por lo mismo, es imposible que siempre estemos de acuerdo con todo lo que pasa a nuestro al rededor. Es totalmente normal y correcto que haya algo no quieras hacer, y no por mala onda, sino por simple gustos o ganas.

No tiene nada de malo, al menos para mi, decir “no tengo ganas de ir al cine”; y aunque se escuche rudo, prefiero eso mil veces que nos envolvamos en pretextos y mentiras. De igual forma, no siempre vamos a querer estar con las mismas personas, así que totalmente aceptable que un día salgas con un amigo y otro día con otro.

No tienes que comprar todos los boletos de rifas que te vendan, no tienes que escuchar a todo el que te lo pide, no tienes que comer todo lo que te ofrecen, no tienes que ir a todos los lugares a donde te inviten, no tienes que darle ride a todo el que te lo pida, no tienes que ser alguien más para ser aceptado, etc.

5. Aprende a contar

Nunca sabes cuándo llegará el momento de que escribas una entrada en tu blog, y te equivoques al enumerar.

Soy profesional de la comunicación, conferencista e investigadora. Escribo sobre comunicación, desarrollo personal y emprendimiento. Si deseas contactarme puedes hacerlo por aquí mismo. Un gusto tenerte por mi blog ¡Gracias por leer!